EL CORSARIO ENAMORADO

EL CORSARIO ENAMORADO

Con el corazón lleno de heridas.

encadenado a un no te quiero,

navegué por la desilusión,

en las galeras de la incomprensión.

Entre tormentas y huracanes,

me sentí huérfano de tus caricias.

Naufrago en mitad de la nada

me creí desahuciado de la vida.

Conocí el lado oscuro de la soledad,

viví en los arrabales de la sociedad.

Atado a las cadenas del agravio, 

descendí al oculto fondo del mar.

Con el paso implacable del tiempo,

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

el aire fresco arbolo de nuevo mis velas.

A los cuatro vientos icé mi bandera,

otra vez oí el canto de las sirenas.

Al abordaje sin red me dediqué,

en otras playas desembarqué.

Por botín un corazón conquistado,

por tesoro mil  besos robados.

A la reina de los delfines conquisté,

a la Maja desnuda enamoré,

a la doncella del bar de la esquina traicioné

Mi espíritu una gaviota en libertad,

mi alma un recodo de paz,

mi corazón loco de atar,

la vida me brindó otra oportunidad.

Atrás quedo el pirata del traje gris,

larga vida al corsario enamorado.

Barcelona, 23 Abril 2003

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: