LAS REINAS DEL REINO PEPE

LAS REINAS DEL REINO PEPE

En el inmenso mundo de las nuevas tecnologías, allí donde  la interrelación es global e instantánea, allí donde los sentimientos y la emotividad  son digital. Allí existe un reino diminuto, donde solo  habitan el rey y las reinas. Un reino donde cotidianamente sus miembros expresan  su estado de ánimo con frases como   “Reinas como estáis?”, “ estoy aburrida, no entra ni dios en la buti, vaya merda “, “ cansada, a penas he dormido,  anoche vomitó Arnau”.

Esta claro que la tecnología ha superado las barreras del tiempo y la distancia y es igual que vivas a cien kilómetros  o a dos manzanas, porque en “el reino”  no existen las distancias y el tiempo en el que se vive siempre es el presente perfecto.  En el reino, la moda, la salud, el tiempo, las finanzas y los planes de fin de semana, siempre ocupan los primeros planos.  “  Mirar que zapatos me he comprado” (foto de otro par de zapatos), “ Le he comprado un vestido a la Juditeta “ (foto de Judit, con un vestido monísimo”,  “ ¿ Como está el mocos, de la otitis? ”(foto de Arnau, en pijama ), “ Que hacéis este fin de semana ¿nos vemos en Rodo?

Otro de los temas que más se tocan en el reino,  es el resto de la familia. Los días después de   “ cumples, aniversarios y reuniones varias”,  las reinas se vuelven brujas. Es cierto que no suelen utilizar pócimas o  conjuros, pero se vuelven críticas y perversas. Yo aunque soy el rey , casi nunca me entero por donde van los tiros y habitualmente suelo quedar fuera del juego.

Como me imagino que desde el principio ya os habéis dado cuenta, “ las reinas del reino de pepe”  es un grupo de wasap que crearon mis hijas y mi esposa,. A mi me metieron por pena,  pero bueno sigo en él y lo cierto es que ser parte del grupo me gusta.

Ahora resulta, que alguien ha decido que en “las reinas del reino de pepe”, se amplíe y mira por donde los yernos también forman parte del reino, por mucho que me quejo no hay forma que los intrusos sean expulsados.

Las reinas del reino Pepe, es el lugar donde las conversaciones, fotos y videos, te tienen informado las veinticuatro horas del estado del núcleo familiar. Ahora es más fácil  saber cuando es el cumple  de alguno de sus miembros, donde los puedes localizar y sobre todo cual el  estado anímico de cada uno de ellos.

A veces me cuesta llevar el ritmo del grupo, porque  aunque mi móvil es muy intuitivo, no se como lo hago pero siempre esta en silencio y cuando lo consulto, resulta que tengo treinta o cuarenta wasap  del reino sin leer, y es que  hay algún infiltrado que no para de meter maraña, las conversaciones se hacen largas, reivindicativas y a casi siempre divertidas.

Estoy intentando no quedar obsoleto, wasap, instagram, faccebox, esto es un no parar. Nuestras vidas ya no son nada sin las redes sociales. Tener familia, amigos, comer, comprar, salir por la noche, o viajar al fin del mundo, no tendría ningún  sentido sin  que desde el  otro lado, no te llegaran los “me gusta” , los “comentarios, y los “compartir”.

Internet es Dios y el Gran hermano te vigila las veinticuatro horas del día, los trescientos sesenta y cinco días del año, con lo cual lo importante no es como sea tu vida, si no como la subes a las redes. Ponte guapo/ guapa y has  un posado, tu felicidad depende de ello.

 

Barcelona, 5/12/2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: