MI VECINO DEL PRINCIPAL

MI VECINO DEL PRINCIPAL

Mi vecino del principal,

contaminaba la escalera de  felicidad,

era un  peso pesado de la vecindad,

un tipo osadamente jovial.

Mi vecino del principal,

era un virtuoso del  lápiz carbón,

un erudito de las viñetas de acción,

esclavo de la cruel editorial.

Mi vecino del principal,

pescaba en verano sueños de colores,

esbozaba con su guitarra viejas canciones,

añoraba  Palamós bajo el frío invernal.

Mi vecino del principal,

abría la puerta de mi casa a empujones,

asiduo inquilino de nuestros  corazones,

dormía a mis hijas en su único abdominal.

Mi  amigo del principal,

 siempre me llamaba palizas,

un día nos abandonó a toda prisa,

dejándonos su recuerdo inmortal.

Barcelona, 30 abril 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: